965350000 - Plaza Constitución 1. 03380 Bigastro (Alicante) ayuntamiento@aytobigastro.es

Bigastrenses ilustres: Francisco Grau Vegara

Francisco Grau Vegara proviene de un entorno familiar ligado a la música y sus inicios se remiten al bombardino que tocaba en la banda de su pueblo natal alicantino, Bigastro, donde vio la luz en 1947. Siendo apenas un niño poco se imaginaba que acabaría siendo una de las personalidades más célebres en torno a esta formación, a la que ha consagrado toda una vida.

Continúa sus estudios superiores con el trombón y se forma con el maestro Massotti en Composición y Dirección de Orquesta, completando a su vez las titulaciones de Pedagogía Musical, Dirección de Coro y Musicología. Pero su talento se desarrolla dentro de las Fuerzas Armadas, de las que forma parte desde el año 1973, para encargarse, posteriormente, del Cuerpo de directores del Ejército de Tierra, posición que le convierte en Director de la Unidad de Música de la Guardia Real desde 1988 hasta 2008, aunque también ha estado al frente de la Banda de Música de la Guardia Civil. Su compromiso con la música le sitúa como Director de la Academia Militar de Música desde su creación, en la que se ha hecho cargo de las disciplinas de Dirección y Orquestación hasta el año 2001.

Francisco Grau Vegara aprovecha su innata tenacidad no sólo en la dirección, sino también en la composición, faceta que le ha impulsado a estar presente en numerosas ediciones de Certámenes Nacionales e Internacionales de Banda y Coros, especialmente en la Sección de Honor del prestigioso Certamen Internacional de Bandas de Música ‘Ciudad de Valencia’. Su interés por ampliar el repertorio destinado a la música militar le sitúa como uno de los creadores más prolíficos en este terreno, como puede comprobarse en la Nueva “Antología de la Música Militar”. Pero su carrera musical contempla de igual manera composiciones dedicadas a la música sinfónica, como Astorga (1989), Capricho Mediterráneo (2002), Noches alicantinas (2003), Almagro (2004) o Estampas de Iberia (2012).

Asimismo, cuenta en su catálogo con obras camerísticas, como Sueños de Iberia (2008) para quinteto de viento; marchas de procesión, como La quinta angustia, Caridad, El Resucitado o El Cristo de los mineros; marchas cristianas, como Tayoll (1969), e innumerables pasodobles, como Nit del foc, Copla de España, Melilla española, Doña Lola, Nostalgia de ti o Elemaz, siendo además un género en el que ha adaptado personalmente algunos de los títulos más conocidos. Su labor al frente de la Banda de Música de la Guardia Real le ha llevado a componer diversas marchas militares, entre las que podemos encontrar marchas conmemorativas, música de honores y relevos, en páginas como Soldados para la paz, Rodríguez de Austria, General Pérez Turdó, Relevo en Palacio, Los Pífanos o El Director. Tampoco podemos olvidarnos de que es autor de los Himnos oficiales de los Ingenieros Politécnicos Militares, de la U.M.E. y de los Cuerpos Comunes.

El general Grau destaca especialmente por la instrumentación y revisión de la versión oficial del Himno Nacional de España en 1997, para orquesta, banda y su reducción para órgano. La mayor parte de su obra ha sido grabada en numerosas actuaciones por parte de la Banda de Música de la Guardia Real, la Orquesta Nacional de España, la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE, Banda Sinfónica de Madrid, Barcelona, Alicante, la Artística y Armónica de Buñol, Ateneo y Santa Cecilia de Cullera, la Unión Musical de Liria, el Orfeón Pamplonés o el Coro del Principado de Asturias. Recientemente, entre 2012 y 2015 ha ocupado el cargo de director de la Banda Sinfónica Municipal de Albacete.

Dentro de su carrera militar es el primer oficial músico en la historia militar española en ascender, primeramente, a Coronel Músico, y en 2008, bajo aprobación del Gobierno, por medio del Real Decreto 47/2008, el único en obtener el puesto de General de Brigada del Cuerpo de Músicas Militares. Su figura ha sido aclamada con galardones a nivel civil y militar nacional e internacionalmente, como demuestra la Cruz, Encomienda y Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, la Gran Cruz al Mérito Militar, Cuatro Cruces al Mérito Militar, Cruz al Mérito Naval, Cruz al Mérito Aeronáutico, Cruz de Plata de la Guardia Civil, Cruz de la 1ª República Checa, el nombramiento como Caballero de la Orden Nacional del Mérito Francés, Comendador de la República de Ecuador, Encomienda de la Orden del Mérito Civil, Encomienda de la Orden de Isabel la Católica y la Encomienda de la Real y Muy Distinguida Orden de Carlos III, máxima condecoración otorgada por el Estado Español.

Igualmente le han rendido homenaje en ciudades como Orihuela, Almagro, Melilla o su Bigastro natal con los más honorables títulos. Su función como director ha sido reconocida con el trofeo Internacional Liderman al mejor director musical en 1993, profesión que ha difundido desde la Cátedra de Escuela Universitaria, a través de la invitación a diferentes universidades españolas y como autor de un texto dedicado a la Música para BUP, que fue premiado como el mejor libro de texto en el año 1992. Su experiencia como director se ha proyectado en diferentes cursos de dirección que ha impartido tanto en España como en países de Europa y Latinoamérica.

Como asesor sobresale su trabajo en la Subsecretaría del Ministerio de Defensa, en la dirección del Festival de Música Militar del Palacio Real de Madrid, como Presidente del Consejo Asesor de los Cuerpo Comunes, así como Presidente del Jurado del Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja (Alicante), con méritos como el Escudo de Oro y el Premio Diego Ramírez en el año 2004. Por su constante renovación musical y distinción dentro de las Fuerzas Armadas y en el ámbito civil, se le ha nombrado miembro de las Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, Real Academia de la Virgen de la Arrixaca de Murcia y Real Academia de San Carlos de Valencia.

Fuente documental: Nuestras Bandas de Música

Misa y Homenaje póstumo al General Músico D. Francisco Grau Vegara

 
Galeria de imágnes:
 

Bigastrenses ilustres: Manuel Moya Pomares

El Excmo. Ayuntamiento de Bigastro concedió, en sesión plenaria celebrada el 17 de diciembre de 2018 a D. Manuel Moya Pomares la distinción honorífica de HIJO PREDILECTO DE BIGASTRO, siendo la Alcaldesa-Presidenta, Dña. Teresa María Belmonte Sánchez, dedicándole la denominación de esta calle en su honor, por su destacada contribución a la MÚSICA y a la CULTURA del pueblo de Bigastro.

Distinción que apela a su reconocimiento dentro del callejero, y por lo tanto, de la historia de Bigastro. Conocer a D. Manuel Moya Pomares (1922-2014), es conocer el valor del esfuerzo, la pasión y la lealtad. Virtudes desarrolladas por un bigastrense cuya vida, colmada de buenas acciones y méritos, dedicó a su familia, a la música y a su pueblo, de un modo distinguido y constante.

El pueblo de Bigastro le dedicó este monumento, nacido desde la gratitud y el reconocimiento, como un homenaje perpetuo que sirva para dar a conocer su talento musical y sus buenas acciones, a las presentes y futuras generaciones de bigastrenses.

Homenaje a Manuel Moya Pomares

En enero de 2019, Bigastro rindió homenaje a uno de sus grandes músicos, el Maestro Manuel Moya Pomares.

El Ayuntamiento de Bigastro, a través de su Concejalía de Cultura llevó a cabo actividades en homenaje al maestro bigastrense, Manuel Moya Pomares, cuya trayectoria profesional se desarrolló dentro y fuera del municipio. Trayectoria de la que podemos destacar su labor como miembro fundador del conservatorio de Orihuela o la Coral bigastrense que lleva su nombre, entre otras.

El programa se inició el viernes, 4 de enero, con la inauguración de la exposición “Manuel Moya Pomares. Música y Memoria”, comisariada por el cronista oficial, Pascual Segura, en homenaje a la dilatada trayectoria del Maestro Manuel Moya, la cual contó con la asistencia de más de un centenar de interesados, mostrando más de un centenar de materiales y fotografías propiedad del propio Maestro Manuel Moya que su familia amablemente cedió para la ocasión. Entre los materiales expuestos, se expuso un piano que perteneció a Manuel Moya, donde compuso la mayoría de sus obras.

Tras la inauguración de la exposición tuvo lugar una mesa redonda compuesta por la alcaldesa de Bigastro, Teresa María Belmonte Sánchez, la concejala de Cultura, Alejandra Moya Celedonio, Germán Guillén Alcocer, músico y sobrino del homenajeado, y José Vicente Díaz Alcaina, músico y director de la banda sinfónica municipal de Alicante, y alumno de Manuel Moya Pomares.

Durante la tertulia, se expuso la biografía del maestro, recordando con gran emoción por parte de los participantes, entrañables anécdotas y su aportación y papel fundamental en la difusión de la música y cultura del municipio de Bigastro y fuera de él. Una vez finalizada la mesa redonda, tuvo lugar el nombramiento de Manuel Moya como Hijo Predilecto.

El domingo, 6 de enero, a las 12:00 horas, se celebró la misa pastoril recuperada por Manuel Moya Pomares y cantada por la coral que recibe su nombre. Este mismo día tuvo lugar un concierto-homenaje al maestro por parte de la Coral Manuel Moya fundada y dirigida durante décadas por el gran músico bigastrense.

El domingo, 13 de enero, la alcaldesa Teresa María Belmonte Sánchez, procedió a la inauguración del monumento dedicado al Maestro Manuel Moya Pomares, que está situado en la céntrica calle que se nombró en su honor. En agradecimiento a la labor realizada por el maestro,  la Sociedad Unión Musical de Bigastro, interpretó un pasacalle previo al acto de inauguración.

 

 

 

 

 

 

Ubicación en el mapa

La Loma Ancha

Bigastro es un municipio perteneciente al corazón de la Comarca de la Vega Baja. Su extensión no es muy grande, pero este municipio cuenta hoy en día con una paraje de elevado valor ambiental.
En La Loma Ancha destaca fundamentalmente, la vegetación más característica de los climas semiáridos, encontrando gran diferencia entre la vegetación de la solana y la de umbría. Además, este paraje se encuentra alejado del núcleo urbano, lo cual permite que los animales puedan hacer de esta zona su habitat y disfruten de la tranquilidad que merecen.
Fauna y Flora.

 

Características climaticas

En cuanto a las características climatológicas nos encontramos, en el corazón de la Vega Baja, donde las precipitaciones no superan los 300 mm anuales salvo en raras excepciones.Los veranos son intensamente calurosos, y se caracteriza por unos inviernos relativamente suaves.

Características geomofológicas

La zona presenta diferentes afloramientos. Buena parte de sus laderas están constituidas por formaciones margosas, mientras que las zonas altas están formadas por cantiles de arenisca de especial valor paisajístico. Debido a la inclinación que presentan estas laderas y a las características de los materiales margosos, se ponen en relieve marcados procesos de erosión, acentuados, en ocasionespor actuaciones de aterrazamientos, construcción de caminos y baja cobertura vegetal.

 

Históricamente hay que destacar el yacimiento arqueológico situado en la loma donde existen pocos datos y estudios. Se conservan restos de cerámicas expuestos en distintos museos de la vega baja, así como la constatación de restos de muros de mamposteria que pertenecieron a casas rectangulares. En 1985 se publicó un artículo sobre el Bronce tardío y Final de la Vega baja, donde la autora de dicho artículo lo nombra y lo destaca del resto de yacimientos que tenemos recogidos, por presentar rasgos peculiares y por el gran número de restos que posee.
Las formas cerámicas son los que aportan datos mas interesantes, incluso de la cultura del Argal, perteneciente al Bronce Pleno, iberizandose posteriormente.
En cuanto a los materiales pertenecientes a esta época íbera, cabe citar la presencia de las cerámicas pintadas con decoración caracteristica, así como la ceramica Ática de barniz negro, que sirvieron para darar mas exactamente estos yacimientos. También podemos destacar restos de utensilios cortantes de sílex (dientes de hoz) y conchas decorativas a modo de colgantes, entre otros.

Imagenes cedidas por Efrén Pámies.

 

 

Iglesia Parroquial Nuestra Señora de Belén

El edificio más importante de Bigastro es la Iglesia Parroquial dedicada a la Virgen de Belén. Dividida en tres naves, la central, de mayor anchura y altura que las laterales, está coronada por una cúpula que la ilumina. En las cuatro pechinas de la misma aparecen representadas las figuras de los cuatro Evangelistas.

En una de las capillas laterales se encuentra la imagen de San Joaquín, Patrón de Bigastro, escultura del Siglo XVII del imaginero valenciano Felipe Andreu, considerada una de las más importantes obras de imaginería barroca de la Comarca.

Dentro del término municipal todavía se conservan algunas construcciones que responden a una tipología mediterránea, y que datan de principios de Siglo. De éstas podemos distinguir la casa señorial y la casa de labranza.

Ubicación en el mapa